martes, mayo 09, 2006

Espirales de palabras (colaboración de Amuitz)

¿recuperados de aquella poesía-teorema de Amuitz? ¿Edukia: SI P entonces Q, voy a hacer todo lo posible para que sea NO P? Pues preparaos para una nueva muestra de su sensibilidad polinómica eusko-zen (eskerrik asko jatorra)

Espirales de palabras

Repetir líneas que expresan lo imposible es absurdo, porque lo imposible no se resuelve con líneas estériles. Pero muchas veces no hay otro modo de explicar que lo imposible no tiene solución. ¿Se puede hacer alguna otra cosa?
Un buen cognac en una hermosa copa de cristal, para degustar con exquisito aroma que toda la amargura sigue ahí mismo. Caminar contra el frío, con un gorro de lana, para mantener la cabeza templada mientras sufre el cuerpo. Mirar a la gente por la calle, para ver qué mal está repartida la posibilidad de ser feliz.
Escribir palabras, como si fueran a solucionar algo, igual que las operaciones matemáticas resuelven problemas numéricos. Un conjunto de palabras, puestas en el orden preciso, en busca de solución. Hermosas palabras, o feas, mientras esperamos que su totalidad nos libere. Frases redondas, o elípticas, o rectangulares, espirales sin fin puestas a girar: eso es escribir.
Pero repetir líneas que expresan lo imposible es absurdo. Tan vacío como escribir ceros antes de los ceros, tan ingenuo como escribir ceros después de los ceros.

Aclaraciones del propio autor: En la imaginería y en la escultura vasca el vacío representa mucho, siendo el escultor Jorge Oteiza quien en su obra más énfasis puso en representarlo. De hecho, la palabra "huts" en euskera se traduce como "cero" y como "vacío, nada" (aunque para los matemáticos no sea muy correcto)

7 Comments:

Blogger Ana said...

Y hablando de teoremas vamos a ver como se hace realidad el teorema de Pitágoras,
Teniendo en cuenta que la montaña es Brokeback Mountain, la cual se asemaja a un triángulo...
y que las almas que la habitan son Jack y Ennis, dos catetos (con perdón)...
"El cuadrado de sentimientos generados en Ana es igual a la suma de los cuadrados de las palabras de Amuitz y elputojacktwist"
Un beso a cada uno. O más... vosotros veréis.

9/5/06 11:15  
Anonymous pon said...

Isla de Amuitz, tú no estás mirando al mar, el mar está mirándose en ti.
Muxuak, muxuak, muxuak.

9/5/06 11:35  
Anonymous Bel said...

Amuitz... gracias, gracias, gracias...
"Un conjunto de palabras, puestas en el orden preciso, en busca de solución. Hermosas palabras, o feas, mientras esperamos que su totalidad nos libere."

¿Y es que no buscamos cualquier forma de liberarnos por absurda que parezca con tal de quitar los pesos que aprisionan al alma? a nuestras conciencias? a nuestra vida?
Definitivamente caminamos con una mochila que a veces llenamos de peso porque asi nos entrelazamos con nuestra amargura, ay que ver! a veces solo nos sentimos vivos cuando nuestro vaso tiene gotitas de tristeza, que raros somos los seres humanos, que nos damos cuenta en ocasiones que hemos sido felices cuando ya no lo somos.

9/5/06 17:26  
Anonymous cristina said...

Quizás dejar de mirar al suelo cuando vamos por el asfalto y mirar a los ojos de los que se cruzan contigo buscando en ellos tus propios ojos
Quizás oir otro tipo de ruido, quizás el que el viento trae o la música que suena tan lejos..... pero suena.

9/5/06 19:41  
Anonymous Amuitz said...

Ayer me dio un ataque de melancolía.
Pero si tenía motivos para estar triste, los habéis enviado a otra dimensión, los habéis desintegrado, los habéis disuelto en la mar salada.
¿Qué es real, lo que ven nuestros ojos, o lo que ve nuestro cerebro?
Mis ojos ven el inmenso cielo azul desde un despacho anodino, mi cerebro está viendo a mucha gente maravillosa. Ésta es ahora mi realidad.

9/5/06 20:26  
Blogger kaerff said...

La esfera es el cuerpo redondo satisfecho y perfecto por dentro, pero inestable y ciego para fuera. Abrir esa esfera es por corregir su ceguera, es por descubrir su doble mirada. Oteiza, Estética del huevo.

Estáis aquí, estoy ahí.

9/5/06 21:01  
Anonymous enero20 said...

Hace tiempo, recibí un mensaje de Donostia, que mandaron en una tarde aburrida y quisquillosa y entre otras cosas decía: “Se lo debemos a aquellos que escribieron tan bien”.
Las matemáticas y yo somos líneas imposibles, era absurdo tratar de entenderlas, decidí que caminaría por el mundo de las letras. Ahora las palabras me dan “el exacto” a algunos problemas numéricos de la vida.
Gracias Donostia por saber matemáticas.

9/5/06 21:07  

Publicar un comentario

<< Home