martes, abril 25, 2006

Hoy no puedo

HOY NO PUEDO

Hoy tengo una rosa clavada en la garganta,
una flecha de fuego imprevisible
que lucha por asomarse por la boca
a respirar el aire de la mañana espesa.
Pero hoy no puedo.
Porque no hay soledades de mármol en mi alma.
Porque no siento el peso de los días repetidos
ni el lento discurrir del agua y de la arena.
Porque nadie me pide que cante su dolor
ni su amor, ni su muerte.
Hoy tengo un minotauro perdido en las entrañas
corriendo como un loco,
arrastrando una pesada antorcha,
golpeando y quemando.
Pero hoy no puedo.
Porque no hay niños de barro que me miren con ojos de derrota,
ni moscas mutiladas, ni desoladas playas,
ni siquiera el rocío de las rosas
mustias tras el balcón abierto me interesa
(por más que, iluminadas,
derramen manantiales de dulzura invisible).
Hoy tengo una tormenta de los mares del Sur
en la cabeza
que azota mis velas con violencia
y me anega,
(ya me salen las olas por las orejas).
Pero hoy no puedo.
Porque hoy estás tú.
Hoy sólo puedo hablar de sol.

(Hoy he dejado durmiendo a elputojacktwist y he despertado al gris contable, recuperando una cosita de hace más de diez años, esperando que os guste como me ha gustado a mi, al encontrarla buscando en el trastero)

12 Comments:

Anonymous Amuitz said...

VACIO
Estate callado, en silencio, que me saldrán las lágrimas al oír tu voz.
Quédate mudo, por favor, que el miedo no puede soportar tu palabra.
Frases sin verbo, sonidos sin melodía.
Cógeme en tu silencio, átame en tu vacío, tómame en tu carencia.
Estate callado, para que la imaginación cree tus palabras.
Quédate mudo, para soñar tus frases en mi.
Libérame para quedarme unido a ti.
Porque el miedo no soporta tu vacío,
las palabras no pueden llenar tu ausencia,
la imaginación no puede crear tus palabras,
las frases no son nada sin verbo,
yo no soy nada sin ti.
Yo... sin... ti

25/4/06 11:09  
Anonymous Jack Twist the Magnificent said...

Hoy no puedo, no puedo entrar en esa tienda a vender tractores y maquinaria, a vender máquinas a agricultores paletos que no ven más allá del color verde de los dólares. ¿De qué me sirve trabajar tanto? ¿Qué sentido tiene? ¿Para qué ganar un dinero del que apenas disfruto, haciendo engordar las arcas de mi detestable suegro y dejándose Laureen la vista detrás de ese artefacto insidioso en forma de calculadora? Sé que un rancho nos está esperando, una casa para Ennis y para mí, en algún lugar al pie de las Rocosas, y mientras tanto yo estoy aquí perdiendo el tiempo y la vida, y él paseando sus rizos por los ranchos de Wyoming, al libre albedrío del primer Aguirre de pacotilla que se cruce en su camino.

Cuando montaba toros, al menos lo hacía por una perentoria necesidad, hoy ya no sé ni por qué trabajo. Sólo nuestra vida juntos tiene sentido, todo lo demás es una pura pérdida de tiempo, una hoja en blanco que sólo se transforma con su impronta. Noto mi desgarro interior, una estampida de búfalos concentrada en mi cabeza, deteniendo el tren que me tiene que llevar junto a él, en mitad de la pradera desolada. Y sé que hoy tampoco va a ser el día, no podré llegar junto a él al caer la tarde ni ver la próxima alborada abrazado a él ni podremos fundirnos en uno. Me tortura constantemente su falta, y aunque me arrancaran todas las uñas de los dedos o me marcaran a fuego todo el cuerpo, no sería capaz de sentir tanto dolor como el que siento por su ausencia y lejanía. No puedo más, pero voy a tener que soportarlo, él me espera, la semana que viene o el mes que viene, sólo tengo que escrutar el horizonte intentando vislumbrar su señales de humo, tarde o temprano se pondrá en comunicación conmigo, y yo no le voy a fallar. Por ti, Ennis, puedo soportarlo todo. Regresaré cuando tu me digas, amigo; Apuesta por ello.

25/4/06 12:04  
Anonymous alvaro said...

Anterior: 18/04 a las 10:16

A noches en las que sus cuerpos se entregaban con pasión,
le seguían amaneceres en los que les costaba salir de la tienda
para comenzar una nueva jornada de trabajo.
Uno en concreto, cuando se disponía a montar para ir en busca del rebaño,
vio a Jack cabizbajo e inmóvil y le invadió un sentimiento especial
de protección y ternura como el de un hermano hacia su hermano menor entristecido.
Se dirigió a él, por detrás le rodeo el pecho con su abrazo y estrechándole
le dijo: te vas ha quedar dormido de pié como los caballos.
Fue todo un gesto, teniendo en cuenta lo poco acostumbrado que estaba
a exteriorizar su afecto.
Jack, por el contrario, no reaccionó, como si de alguna manera
hubiera adivinado que aquel seria su ultimo abrazo,
el de la despedida a los irrepetibles días en Brokeback.
Poco tiempo después, el día de la partida, sucedía todo lo contrario.
se encontraba sentado en la hierba embargado por una tristeza tal,
que, ante la imposibilidad de poder cambiar el curso de las cosas,
se convertía en cólera y de ahí su reacción desproporcionada
de emprenderla a puñetazos cuando, bromeando y de manera cariñosa,
Jack le echo el lazo para aproximarse a él y abrazarle.
Cuando bajaban ya de vuelta, los dos llevaban en el rostro
las marcas de la pelea y en el alma, a fuego,
la huella de cada una de las horas que habían estado juntos.
Dejaban Brokeback para volver a una realidad que no les aceptaría
tal como habían vuelto: ¡Tal como eran!
Él lo asumió así desde ese mismo momento y ya no volvió
a mirar a Jack a los ojos y cuando se despidió de él, lo hizo de la forma
en la que supuestamente debían hacerlo los hombres auténticos.
Siempre había oído decir que, por aquellas tierras, “los hombres no se tocaban ni para matarse”.
Hasta que no se hubo alejado la camioneta no fue del todo consciente
de que se habían despedido para siempre y fue entonces,
cuando de repente, sintió el vértigo de la sangre abandonando su cabeza
y golpeándole en la boca del estomago, y se vio empujado hacia una pared
tras la que ocultó su dolor y contra la que vomitó su rabia.
A partir de ese momento, no hubo ni un solo día, ni una sola hora de cada día, ni un solo minuto de cada hora de cada día, en que no pensara en Jack. y aunque se casara y tuviera dos hijas cada día estuvo mas seguro de que su verdadero amor había sido, no un hombre, si no Jack, y únicamente a él continuaba amando y esperando.
Por ello, cuando recibió la postal proponiéndole un encuentro, no lo dudó, porque para él no había pasado ni un solo minuto de los cuatro años transcurridos, y cuando se reencontraron le abrazo y le beso como debía haberlo hecho el día que se despidieron pero, aquel día, aun no sabia cuanto le amaba porque todavía no había tenido que vivir sin él.
Después, en el motel como de nuevo en Brokeback, junto al río, tuvo que hacer de tripas corazón para poder decirle a Jack, que todo tendría que seguir como hasta entonces: ¡Hay que aguantarse, hasta que aguantemos, aquí no llevamos las riendas! Hasta tal punto, era un hombre comprometido con su familia y con la sociedad, aunque le fuera en ello la única posibilidad de ser feliz.
Pensaba de buena fe que lo contrario sería la destrucción de ambos.

25/4/06 12:23  
Blogger Mar del Norte said...

Los trasteros estan llenos de cosas hermosas.. Gracias por compartir...

25/4/06 21:16  
Anonymous Ro_CiO said...

No puedo dejar de leer este blog, es casi como una droga que necesito cada vez que enciendo el ordenador y espero con entusiasmo el siguiente relato, que se que será más bonito, si cabe, que el anterior.
Gracias por compartir no solo al Jack que llevas dentro, sino tambien a tu persona.

Me encantan los comentario que publicais continuando el relato, gracias tambien a vosotros, que como yo, necesitamos esto.

Un fuerte abrazo a todos.

25/4/06 21:55  
Anonymous blue_hill said...

Hoy acabo de regresar de vacaciones... Ya tenía un buen que no entraba. Esta demasiado bueno, creo que tomare el tiempo para leerlo con calma, un saludo enorme y un abrazo.
Para ana tambien...Gracias!

25/4/06 22:20  
Anonymous pon said...

¿De qué fuente bebéis las palabras?
¿Qué varita mágica os ha rozado para juntar así estos tontos signos?
¿Qué sol os calienta, qué flores os alegran, qué viento os agita el pelo?
¿Cuál es el ritmo de vuestro latido?
Me he perdido, me he perdido en la pura belleza de vuestras frases, he leído palabras que suenan como campanas, he visto la aurora boreal leyéndoos.
Gracias, no sé cómo daros las gracias, de verdad que no lo sé.

25/4/06 22:51  
Anonymous Anónimo said...

Os dejo la letra de mis maravillosos U2, tras ver unas cuantas veces la pelicula (me da vergüenza confesar cuantas)me descubri cantandola.

With or without you

See the stone set in your eyes
See the thorn twist in your side
I wait for you

Sleight of hand and twist of fate
On a bed of nails she makes me wait
And I wait without you

With or without you
With or without you

Through the storm we reach the shore
You give it all but I want more
And I´m waiting for you

With or without you
With or without you
I can´t live
With or without you

And you give yourself away
And you give yourself away
And you give
And you give
And you give yourself away

My hands are tied
My body bruised, she´s got me with
Nothing to win and
Nothing left to lose

And you give yourself away
And you give yourself away
And you give
And you give
And you give yourself away

With or without you
With or without you
I can´t live
With or without you

With or without you
With or without you
I can´t live
With or without you
With or without you

La traducción es más o menos literal sujeta a interpretaciones...

Contigo o sin ti

Mira la piedra en tus ojos
Mira la espina retorcida a tu lado
Yo te espero

Truco de manos y jugada del destino
En una cama de clavos ella me hace esperar
Y yo espero sin ti

Contigo o sin ti
Contigo o sin ti

A través de la tormenta nosotros llegamos a la orilla
Tu lo das todo pero yo quiero más
Y yo te estoy esperando

Contigo o sin ti
Contigo o sin ti
Yo no puedo vivir
Contigo o sin ti

Y tú te entregas
Y tú te entregas
Y tú das
Y tú das
Y tú te entregas

Mis manos está atadas
Mi cuerpo herido, ella me tiene con
Nada que ganar y
Nada más que perder

Y tú te entregas
Y tú te entregas
Y tú das
Y tú das
Y tú te entregas

Contigo o sin ti
Contigo o sin ti
Yo no puedo vivir
Contigo o sin ti

Contigo o sin ti
Contigo o sin ti
Yo no puedo vivir
Contigo o sin ti
Contigo o sin ti

26/4/06 22:54  
Anonymous Anónimo said...

Carta de Ennis:

No puedo más Jack.

Abandono, lo dejo todo. Recojo mis cosas y desaparezco de esta misera vida en la que vivo. Tampoco tengo tanto que no se pueda guardar en una bolsa de papel. Todo lo importante lo llevo siempre conmigo dentro de mi (mis momentos contigo) a veces como una losa y a veces como una bendición cuando me deja la losa. Los caballos los puedo llevar en la camioneta; son lo único realmente valioso que tengo, el problema será darlos de comer... eso lo pensaré más tarde.
La última discusión me hizo entender que tienes razón que esta vida sin ti no es vida, que siempre te he atado demasiado corto. Pero también sabes que te he dado todo lo que me permitían mis miedos que hoy he entendido son absurdos.
Abandono esos días vacios porque no estoy contigo. Me he dado cuenta que a lo largo de estos años no he sabido hacer feliz a nadie, ni si quiera a tí. No puedo soportarlo.
Mis hijas ya son mayores, sé que las echaré de menos, ojala algún dia los entiendan.

Abandono mis miedos, mis culpas, mis "que dirán", mis silencios... quiero borrar toda mi vida (menos tus recuerdos) y empezar de nuevo. Quiero partir de cero.


Quiero empezar una nueva vida Jack. Quiero empezar por fin una nueva vida contigo. Dime donde y cuando. Ya no hay que esperar agostos ni noviembres. Dime donde y cuando.

P.D.: no te olvides de buscar un sito donde poder tener nuestros caballos.

26/4/06 23:12  
Anonymous Anónimo said...

Aquí os dejo otra canción, Jack la tocaría a la armónica y Ennis se la cantaría a viva voz....

Amaral

Como hablar

Si volviera a nacer, si empezara de nuevo,
volvería a buscarte en mi nave del tiempo.
Es el destino quien nos lleva y nos guia,
nos separa y nos une a traves de la vida.
Nos dijimos adios y pasaron los años,
volvimos a vernos una noche de sábado,
otro país, otra ciudad, otra vida,
pero la misma mirada felina.
A veces te mataria, y otras en cambio te quiero comer,
ojillos de agua marina.
Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco
tu que llegaste por casualidad, como hablar.
Como un pajaro de fuego que se muere en tus manos,
un trozo de hielo desecho en los labios,
la radio sigue sonando, la guerra ha acabado,
pero las hogueras no se han apagado aun.
Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya,
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco,
tu que llegaste por casualidad, como hablar.
A veces te mataria y otras en cambio te quiero comer,
me estas quitando la vida, como hablar...


Me encanta leeros, y me gustaría saber escribiros... pero ante mi imposibilidad copio (más bien plagio, je, je...) lo que dicen otros mejor que yo.


A Pon: empecé a leer los blog de Brokeback por ti. Leí uno en el que describias literalmente como me sentía, y gracias a Dios lo sigues haciendo. Gracias.

27/4/06 10:55  
Anonymous pon said...

Muy honrada, Anónimo; me alegro de haberte abierto la puerta mágica, habrás visto las brillantes estrellas que iluminan el camino a Brokeback, toda la hermosa gente que junta palabritas tan bien. Los tocados por la varita dorada, los que van por la vida regalando el corazón, se aprende mucho de ellos.

¿Sois los tres el mismo?. ¿Una trilogía o una santísima trinidad?
Tú también juntas letritas....

Y "Every breath you take", tal vez.

27/4/06 13:46  
Anonymous NESY said...

Por fin me he decidido a poner una identidad cansada de tanto anónimo.

Me gusta leeros y estoy intentando aprender a escribir todas esas cosas que tengo guardadas, es que soy de ciencias puras... je, je.

A mi Ennis.

Todos dicen que eras tú el que se dejaba llevar, el que no tomaba decisiones por miedos. Pero yo creo que fuiste tú el que dió pie a toda esta boragine de historia. Tomaste dos decisiones clave. La primera, la segunda noche de intimidad, (aquella en la que por primera vez hicisteis el amor), si tú no te hubieras acercado a decir lo siento la historia hubiera sido distinta. La segunda, despúes de cuatro años sin veros, nada más aparecer Jack ante tus ojos lo acorralaste contra la pared, y todo volvió a comenzar de nuevo más fuerte y renovado.

Sed menos duros con mi Ennis que apesar de la limitada expresión de sus sentimientos hacia Jack, (consecuencia de la tan comentada educación recibida), también a veces se liaba la manta a la cabeza para decir: Jack estoy aquí, aunque no sea tan expresivo como tú y no tenga esa necesidad de plasmar con palabras aquello que los dos sabemos nos mueve y convulsiona por dentro, no quiere decir que no sienta con la misma intensidad.


Bueno ahí os dejo eso, se admiten sugerencias... prometo que Nesy se irá soltando e intentará ser digna de sus maestros.

28/4/06 13:07  

Publicar un comentario

<< Home